Discurso de bienvenida a La Cumbre

(La Granja de San Ildefonso, 04 de octubre de 2017 a las 16.10h)

Buenas tardes, como fundador del Club CEO España, os doy la bienvenida a esta primera Cumbre. Nos sentimos verdaderamente honrados de teneros entre nosotros. Verdaderamente honrados de que hayáis aceptado nuestra invitación. Y nos sentiremos todavía más orgullosos si el viernes, al finalizar este encuentro, la mayoría compartimos la idea de que ha valido la pena asistir y compartir la agenda que hemos ideado especialmente para vosotros.

Muchos os preguntaréis… pero ¿qué es el Club CEO?

Este proyecto comienza a gestarse allá por 1998, sin yo aún darme cuenta. Por aquel entonces, como director de programas, organizaba formación especializada para directivos, lo que me permitió empezar a labrar una gran red de contactos de distintos sectores. Tras mi primera aventura empresarial el proyecto seguía tomando forma. Entre el 2000 y el 2003 organizamos importantes foros financieros, jurídicos y tecnológicos. A principios de año caí en la cuenta de que, tras los siguientes 15 años colaborando con empresas tecnológicas, organizaciones del ámbito de la salud o agencias de comunicación y relaciones públicas, mi mayor aportación de valor siempre era la de saber conectar y facilitar relaciones. Mientras tanto, mi red de contactos ha ido creciendo tanto en cantidad como en calidad. Por eso, tras organizar los ya famosos almuerzos privados para CEOs, surge la necesidad de estructurar y dar forma a este proyecto en forma de Club.

¿Y porqué un Club de CEOs? En la mitología griega, CEO era el titán de la inteligencia, representante del norte y de la adivinación mediante las estrellas, dando, además, nombre al eje norte del cielo, alrededor del cual giraban las estrellas, bautizado como Polo en su honor. Si hoy estamos aquí es porque de algún modo compartimos responsabilidades e inquietudes similares a las de este personaje mitológico.

Del mismo modo en que toda sociedad tiene una obligación con su pasado, porque ese pasado guarda información fundamental para entender la vida en común, la sociedad tiene una obligación, semejante o equivalente, con su futuro.

Frente al mosaico que despliega el pasado ante nosotros, el futuro aparece como una preocupación menor o, al menos, como un interés mucho menos estructurado que el que tiene el pasado. Mientras en las universidades existen escuelas de Historia, no existen escuelas del Futuro.

Hoy hemos venido a La Granja a hablar de futuro en forma de tendencias globales, gracias a los 14 debates propuestos. Repito, hemos venido a hablar, pues el formato de la Cumbre trata de que los ponentes expongan sus ideas en 5 o 10 minutos cada uno y luego seremos los asistentes quienes podremos preguntar, argumentar o incluso discrepar. Si en cualquier momento alguien siente la necesidad decir algo “políticamente incorrecto” podremos recordar la regla de Chatham House, ese pacto entre damas y caballeros que nos permite hablar sinceramente y “off the record”.

Lo que nos une como CEOs, no importa el sector, el tamaño de empresa o el tiempo que llevemos en esto, es el sentido del porvenir. Ese sentido del porvenir es tan determinante, que a menudo se constituye en el factor que influye en nuestro modo de pensar, de actuar y de tomar decisiones.

A cada uno de nosotros corresponderá en lo sucesivo enfrentarnos a un mundo cada vez más complejo y huidizo. Hay una aceleración de cambios, una mutación veloz e imprevisible de las realidades, una transformación de las modalidades en que los hechos y sus consecuencias se presentan ante nosotros.

Para que los CEOs podamos mantener y potenciar nuestro deseo de formular proyectos dirigidos al futuro, no solo tenemos la responsabilidad de revisar constantemente nuestros métodos de observación, sino que es imprescindible que desarrollemos mecanismos de diálogo e intercambio de información que nos permitan enriquecer y mantener vigente la comprensión de los cambios que están en proceso y de los que tendrán lugar en un futuro inmediato, y que podrán afectar o beneficiar a nuestros negocios.

Los tiempos que vienen parecen ser cada vez más complejos, y se abre ante cada uno de nosotros, la responsabilidad de estar más próximos y más interconectados, porque son muchos los beneficios que, a partir de plataformas comunes como Club CEO, podemos hacer en beneficio propio y en el de este proyecto común al que llamamos España.

Señores y señoras titanes: quiero que sepan, que en Club CEO España sabemos y entendemos que el estado permanente de vuestra condición de ejecutivos es: la lucha incansable, la batalla incesante, sin final posible, y que la vida que habéis escogido, es la del desvelo, los esfuerzos no siempre recompensados, los empeños no siempre reconocidos, aun cuando vuestro objetivo no es otro que seguir trabajando, creando empleo, produciendo y aportando valor a vuestros accionistas y a la economía de los españoles.

Sabemos que no es fácil y que cada día nuevos retos y amenazas tocan a la puerta. Si comenzar es difícil, seguir y mantenerse, exige una demostración de voluntad que, a menudo, nadie más entiende, y que cada uno lleva dentro de sí, sin que abunden los interlocutores con los cuales discutir los problemas y las preguntas que se presentan ante todo CEO con sentido de responsabilidad.

Hemos llamado a este encuentro, Restableciendo Valor, no sólo cómo guiño a los debates cotidianos sobre el fin de la recesión económica; sino para celebrar la invalorable generosidad de los 35 ponentes y moderadores que nos acompañarán estos días. Valor en la confianza y contribución de nuestros patrocinadores Billib (antes Nettit), e ICW – Investment Change the World como patrocinadores diamante, ERA – Expense Reduction Analysts (como patrocinador platino) y Bodegas Emilio Moro, Vitalinnova, Ambientair, Domo y Madison, (como patrocinadores oro).

Nuestro agradecimiento también al resto de colaboradores, Tesla, Voices of Leaders, Harvard Business Review, América Economía, Revista Ejecutivos, Directivos y Gerentes, Opinno, Foro de Marcas Renombradas Españolas y Bé Legacy.

Por último, agradecer al equipo humano que hay detrás de este encuentro, Adelaida en logística con Lourdes e Inma, Álvaro en comunicación y prensa, Víctor en imagen y diseño, en fin, un gran equipo que os podrá ayudar en lo que necesitéis.

Muchas gracias.

Mariano Llorente

(Fundador del Club CEO España)